septiembre 9, 2016

¿Embarazada? ¡Aquí están los trucos que te van a permitir gastar NADA en ropa nueva!

En los EEUU, según las estadísticas, una mujer con un ingreso promedio puede gastar hasta EUR 5 000 en ropa de maternidad. ¡Esto quiere decir más o menos el precio de un coche de segunda mano!

También en los Estados Unidos, hay compañías privadas que ofrecen a las empleadas embarazadas cupones de USD 2 000 para una guardarropa de maternidad. A pesar de esto, desde cuando se trata de una excepción más bien que de una regla, tenemos que mostrar sabiduría y adaptarnos la guardarropa para armonizarla con nuestra nueva silueta sin tener que hacer ningún esfuerzo financiar.

Janina Nectara

Sé muy bien que al largo de la gravidez el estilo personal puede convertirse en algo parecido a un reto. Ninguna gravidez se parece a otra, pero el problema central permanece el mismo para la mayoría de las futuras mamas. La ropa de antes de la gravidez ya no cabe y el presupuesto simplemente no permite la adquisición de una nueva guardarropa, desde cuando la llegada de un bebe implica inversiones alternativas muchísimo más importantes.

Antes de todo, vas a oír constantemente: ’’no escatimes’’, ’’compra ropa de buena calidad’’. Bueno, contrariamente con la sabiduría de comprar ’’ropa (de maternidad) de cualidad’’ – expresión utilizada demasiado e insuficientemente explicada – te aconsejo no gastar demasiado. ¡Ahorra el dinero! ¡Lo vas a necesitar para el bebe y se va a tratar seguramente de gastos más sensatos que en ropa que no vas a llevar de nuevo!

Janina Nectara

En el nuevo libro en que estoy trabajando voy a mostrarles exactamente cómo manejar no gastar un peso en ropa nueva hasta la mitad de la gravidez. ¡Si, leíste correctamente! Tengo una formula brillante, una manera de abordar lógica para la más eficiente manera de utilizar tu ropa y la de tu marido/enamorado para gastar absolutamente nada durante los primeros 5 meses (hasta 6 – dependiendo del perfil especifico de tu gravidez) del periodo.

La cosa realmente maravillosa es que no solamente las mujeres embarazadas, sino también las mujeres cruzando fluctuaciones de peso pueden aprovecharse de los magníficos resultados proporcionados por el set de reglas de styling del libro. A la espera del libro, aquí está un teaser conteniendo algunos consejos muy útiles.

Janina Nectara

Antes de todo, tienes que tomar plena conciencia de la manera en la cual tu guardarropa ya contiene piezas que se pueden también llevar durante la gravidez. Así que toma unas dos horas para re-organizar tu guardarropa. Singulariza la ropa más amplia que tienes (camisas, blusas o vestidos con un corte menos estructurado, una cintura empire o baby doll, pantalones o faldas con banda elástica, no botones o cremalleras). Después, salva a un lado las piezas hechas de materiales elásticos (tops o vestidos en prenda de punto, lycra o cualquier otra tela que puede caber un abdomen en continuo crecimiento). Coloca todas las prendas destacadas en un área distinto de la guardarropa. Te va asombrar cuantas piezas has acumulado y todas te pueden ser útiles durante los primeros meses de gravidez.

Janina Nectara

En teoría, cada nuevo mes de embarazo viene con nuevos cambios de silueta. Nuevas zonas están empezando a mostrar señales de cambio, realidad que implicaría una necesidad de comprar constantemente nuevas piezas vestimentarias. Por ejemplo, a los pantalones del tercer mes de embarazo no los podrás abotonar el mes siguiente, significando la necesidad de adquirir al menos una nueva pareja de pantalones cada mes…

¿Qué se puede hacer? Bueno, si aun tienes faldas y pantalones que te ajustan con la excepción del área de la pretina, los puedes llevar sin problema, sin que se te noten los botones o la cremallera desabrochados. Hay algunos productos realizados especialmente para facilitar el solucionar de este problema. Y con precios entre USD 10 y 30, constituyen también inversiones excelentes. Piensa en los 10 dólares ahorrándote cientos, la cantidad que pagarías en varias piezas nuevas.   

Janina Nectara

En esta foto me ves llevando un vestido elástico que he utilizado desde el principio de mi embarazo, con varias chaquetas, chalecos, cinturas o joyas. Ya me estoy encontrando en mi séptimo mes y el vestido continua poder alojar mi barriguita. Las fotos de este artículo fueron tomadas durante mi sexto mes de embarazo.

Durante el primer mes puedes intentar un truco sensacional. Se llama invisibelt y, de la manera sugerida por el nombre, se trata de una cintura casi invisible hecha de PVC expandible, muy similar del utilizado para los tirantes de sostén invisibles. Averigua más sobre los invisibelts AQUI. De todo modo, solo lo puedes llevar con faldas y pantalones con correas entorno a la pretina.

Para las piezas sin correas tenemos el belly belt. Se trata de una banda elástica concebida para permitirle que se fije en las extremidades ya desabrochadas de los pantalones. Los pantalones serán mantenidos en su lugar aun si, técnicamente, ya no caben. Su precio es de aproximadamente 10 dólares, pero queda muy fácil realizar tu propio belly belt utilizando una banda de elástico ancha. Mas sobre el belly belt AQUI.

Un truco increíble que puede proporcionar conforte a la barriguita tanto como a la billetera es utilizar las tummy sleeves o las belly bands.

Una belly band es una pieza que abraza apretadamente a la barriguita siendo realizada utilizando un material altamente elástico y proponiéndose dos metas. Aplicadas encima de los pantalones o las faldas que ya no caben en el abdomen, mantienen la pieza en su debido lugar. Complementariamente, las belly bands tienen propiedades terapéuticas. Ofrecen soporte a la espina – bajo estrés con el continuo aumento de peso – y también a los músculos abdominales. Mas sobre las tummy sleeves y belly bands AQUI y AQUI.

Janina Nectara

Así que, con la ayuda de estas bandas y cinturas ya no necesitas comprar nuevos pantalones y faldas para conformarte con las necesidades de cada kilo nuevo manejando a reducir al mínimo la necesidad de las compras de ropa. Yo, por ejemplo, ya he cruzado los primeros dos trimestres del embarazo y sentí solamente recientemente la necesidad de ir de compras para mi nueva silueta.

En el caso de una emergencia, antes de comprarte uno de los accesorios descritos anteriormente, puedes simplemente tomar prestadas las ligas de tu marido o novio. Un top más amplio llegando hasta tus caderas debería disimular perfectamente tus pantalones con la cremallera abierta.

Y desde cuando hemos ya cruzado la frontera de la guardarropa de nuestra alma pareja, sería una lástima limitarnos y solo utilizarles las ligas. Su sección de la guardarropa constituye una fuente de ropa gratuita, una que probablemente no has nunca tomado en cuenta. Créeme, al largo de tu gravidez, el dressing de tu novio va empezar a parecerse con una cueva de Ali Baba llena de ropa.

La explicación es sencilla. La silueta de una mujer se parece más con la forma de un reloj de arena, mientras la silueta de un hombre es, básicamente, recta, sin curvas. Durante la gravidez, a través del efecto de una cintura espesando hasta desaparecer por completo, la forma global del cuerpo se acerca de la de un hombre. Claro, hay la excepción del abdomen y de las caderas que van a crecer en un ritmo estable. Solo que un hombre lleva ropa al menos uno o dos números más grande que su novia. Y esto quiere decir que puedes utilizarle las chaquetas, las camisetas y las camisas seguramente suficientemente amplias para tus proporciones, sin que importe si las llevas como top o como vestido. Más, los pantalones masculinos no son una mala idea tampoco. Se van a transformar en (realmente) boyfriend jeans con un look cool – jeans que podrás llevar en cualquier momento, en cualquier lugar. Y si están realizados en un material más fino, los puedes también llevar en eventos más formales, con los accesorios adecuados, claro.

Janina Nectara

En el momento que te das cuenta que ya (casi) nada de tu ropa habitual te cabe, solo recuerda que las joyas sí que te caben y te caberan para siempre. Durante el embarazo, el más alto valor añadido estético viene prestado por los accesorios, con un acento especial en las joyas. Unos aretes de gran tamaño o un collar choker masivo es perfecto para de-enfatizar tu sección mediana y para atraer la atención hacia la mitad superior del torso y hacia el rostro. Además de proporcionar un instante efecto dramático a un traje, un cambio de joyas puede ayudarte alternar la misma ropa dando la impresión perpetua de un nuevo look. Solamente mezcla y combina aretes, collares, pulseras, brochas…

¡Y algo más! Para un acento final impactante, utiliza lápiz labial altamente pigmentado. Tiene una capacidad tónica imbatible y siempre complementa cualquier silueta, sin que importe el mes de embarazo que estés cruzando.

En totalidad, creo que esta receta estilística puede funcionar hasta la mitad del embarazo o un poco más. Cada cuerpo reacciona de manera diferente, así que dependientemente de la rapidez con la cual la barriguita crece y se desarrolla podemos intentarlo unas semanas en menos o, al contrario, más. De todo modo, no creo que se pueda ir tan lejos como intentar obtener este efecto más allá de los 6 meses. El abdomen sería demasiado amplio y, consecuentemente, las estrategias de retoque de la silueta deberían concebir un look diferente – estrategias y looks que vamos a compartir en artículos futuros.

¡Hasta pronto!

Si les gusto el artículo, también entren al mundo incitante de Fashion avec Passion vía Twitter e Instagram.